Componente de la Asociación Psicoanalitica Internacional (IPA) y de la Federación Psicoanalitica de America Latina (FEPAL)
28/08/14 -XXIII Encuentro Latinoamericano sobre el pensamiento de Donald Winnicott  

 

Inscripciones hasta el 30 de setiembre con precio especial

23/03/14 -Todo lo que siempre quiso saber sobre Psicoanálisis- Stefano Bolognini

El Presidente de la IPA, Stefano Bolognini, fue entrevistado el 4 de Setiembre del 2013 por Filippo La Porta. La entrevista se tituló ' Todo lo que siempre quiso saber sobre Psicoanálisis' apareció originalmente en la revista en línea: Europa Quotidiano.

10/12/13 -Crónicas del Psicoanálisis Peruano- Segunda Parte Entrevista realizada por Jorge Kantor a Alvaro Rey de Castro
13/11/13 -Crónicas del Psicoanálisis Peruano: Segunda Parte Entrevista realizada por Jorge Kantor a Fernando Alayza
+ Entrevistas



Entrevista a Matilde Caplansky por Jorge Kantor

Creado: 25/9-14 en 22.04
Entrevista realizada por Jorge Kantor a Matilde Caplansky







Cuatro Opiniones sobre la Observación de Infantes

Creado: 25/9-14 en 11.42
Entrevista realizada en febrero de 1999 por Jorge Kantor a los psicoanalistas Álvaro Rey de Castro, Lucho Herrera, Augusto Escribens y Moisés Lemlij sobre sus opiniones respecto a la Observación de Infantes.






+ Articulos



Quién va al analista?

Creado: 26/9-14 en 12.40




...



Todo lo que siempre quiso saber sobre Psicoanálisis- Stefano Bolognini

Creado: 25/9-14 en 10.28


El Presidente de la IPA, Stefano Bolognini, fue entrevistado el 4 de Setiembre del 2013 por Filippo La Porta. La entrevista se tituló ' Todo lo que siempre quiso saber sobre Psicoanálisis' apareció originalmente en la revista en línea: Europa Quotidiano.

Habla el psicoanalista Stefano Bolognini, el primer italiano en ser elegido presidente de la IPA (Asociación Psicoanalítica Internacional). Al psicoanalista Stefano Bolognini, el primer italiano en ser elegido presidente de  la IPA (Asociación Psicoanalítica Internacional), le pregunté todo lo que quería saber sobre el psicoanálisis, que hasta ahora nunca lo había preguntado.


P. La gente dice: "Yo me analizo ...", pero en realidad sólo  ha iniciado una psicoterapia.¿Cuál es la diferencia fundamental entre los dos?


S. B. : La diferencia es  la misma que  existe entre  dos personas que viven juntas o si se ven una vez por semana. En el análisis, además del encuadre o setting (diván en vez de una silla) la frecuencia contribuye a la profundidad de la exploración y al vínculo emocional entre el analista y el paciente. Se trata de una "convivencia psíquica".


P. El psicoanálisis es un hecho cultural, un conjunto de teorías psicológicas sobre algunos aspectos del funcionamiento de la mente humana, pero es sobre todo (en primer lugar) una terapia. Tiene sentido comenzar  un análisis  solo como una aventura intelectual y una experiencia de conocimiento?



S. B.: Hace treinta años, cuando varios intelectuales realizaron un análisis para enriquecer el mundo interno, en lugar de curarse  cambiando, descubrían a menudo que la intelectualización podría ser, al menos en parte, una defensa. Ese tipo de demanda ya no existe más: el análisis requiere de un sacrificio financiero que fue una vez más sostenible, y entonces la gente ", "se la cuenta" mucho menos, va al meollo de la cuestión: es decir, el malestar y la necesidad.


P. El psicoanálisis sirve para comprender algunos de los problemas del individuo, cuando se utiliza a menudo, e inapropiado , para entender la sociedad?


S. B.: La aplicación del psicoanálisis a la vida de los grupos y las sociedades se inició en 1921, cuando Freud escribe Psicología y el análisis del yo. El modelo de la vida psíquica individual no puede aplicarse literalmente a la psicología de la sociedad en su conjunto, pero sin embargo no hay porque negar ciertas analogías entre determinadas estructuras psíquicas y fantasmáticas de  ciertos grupos grandes y las de un individuo. La calidad de este relevamiento depende de quién lo hace ...


P. En el psicoanálisis existe una primacía de lo psíquico sobre lo moral. El psicoanalista no tiende a juzgar. En Italia, decía Flaiano, sólo tenemos un enemigo "el árbitro en  los partidos de fútbol  , porque emite un juicio." Todo esto puede desresponsabilizarnos?


S.B.:En el ámbito de la perversión, la confusión entre el bien y el mal es manipulada estratégicamente con el fin de desorientar al sujeto y para hacerle perder el contacto interno con estas distinciones de base. La técnica del psicoanálisis requiere el ejercicio de la suspensión (atención flotante), en espera de las asociaciones  del paciente, para poderse abrir a la exploración de la vida interior de uno, el paciente debe ser capaz de sentirse escuchado con una buena neutralidad por parte del otro. Pero cuando la confusión tiene un origen perverso, el analista debe aclarar la dinámica de todo esto. El psicoanálisis consiste en tomar una responsabilidad consciente por parte del paciente, por ejemplo, el paciente no es "culpable" de sus deseos reprimidos o conscientes, si no los actúa , sino que es "responsable",  cuando  madura y reconoce la presencia y el sentido. Tal vez desee matar a un enemigo (no podemos "resolver" los sentimientos y fantasías), pero deberá responsablemente no hacerlo.


P. El psicoanálisis le da a cada uno embriaguez de protagonismo. El analista hace una narrativa convincente de nuestra existencia. No se corre el riesgo de satisfacer gratificar el narcisismo de las personas?


S.B.:Sí, pero en muchos casos esto es exactamente lo que algunas partes no evolucionadas del paciente necesitan. No se trata, en la mayoría de los casos, para mimar a un narcisista, pero para abastecer de valorización y de sentido de sí mismo (o partes internas de si mismo) que no han encontrado un recipiente receptivo en su etapa de desarrollo. Además de estos, también hay narcisistas reales: los que entonces encontrarán la respuesta exactamente opuesta, cuyo objetivo es que tomen conciencia de su manera de ser y de transformarla.
Nunca he empezado un análisis porque me hace sospechar la relación de no paridad con el analista, que tiende "naturalmente" a abusar del poder en que se encuentra.
La relación no es de paridad y no puede y no debe ser, porque el analista tiene una responsabilidad funcional fundamental en el trabajo con los demás. Pero en el plano humano existe igualdad absoluta entre los dos: se trata de dos personas, y como tal debe ser.


P. Lo que sucede, de forma planificada, en el curso de la relación psicoanalítica, sucedió durante siglos normalmente, fue "producido con  feliz espontaneidad, la devoción y el afecto" (Adorno), sin la necesidad de "artificio" de las sesiones, y su liturgia. Realmente antes de Freud la humanidad era mucho peor?


S.B.:El psicoanálisis, cuando se lleva a cabo bien, provee al individuo de una manera más enfocada y consciente de lo que necesitan para crecer. Hay muchas personas que saben cómo relacionarse con los demás con profundidad y empatía, que son valiosos dones naturales. Pero la empatía psicoanalítica es técnicamente otra cosa: tiene una complejidad técnica diferente, por ejemplo, consiste en sintonía con las diferentes partes de los pacientes que están en conflicto entre sí, ya que el afecto y el odio experimentaron al mismo tiempo para la misma persona ...


P. Hay otras formas además del psicoanálisis para elaborar el  malestar, como el baile (por lo que me dijo una vez que el psicoanalista ElvioFachinelli)?


S. B.:Sí, hay otras formas, diferentes de un caso a otro, que pueden ayudar en gran medida a una persona, pero que ejercen una manera diferente y más parcial, cuando no es más  superficial. Estas actividades pueden ser útiles, pero rara vez son verdaderamente transformadoras y duraderas en el sentido estructural.
Para algunos terapeutas hoy el inconsciente está casi disuelto: la gente no reprime o remueve más nada (el poder no nos prohíbe nada, de hecho nos pide gozar, porque esto es funcional para el consumo). Así que nuestro problema no es tanto "liberarnos" sino fortalecer un yo cada vez más frágil.
Sí, lo es. No es en el sentido de que el inconsciente ya no existe en absoluto, sino en el sentido de que es menos reprimido, mientras que el yo central es más débil, fragmentado y confuso. Antes  las personas necesitaban deshacerse de un superyó opresivo, en la actualidad tiene más necesidad de reintegrarse, de encontrar "objetos" (en el sentido de las personas y las relaciones) fiable y capaz de establecer relaciones con sentido común y la coherencia. El hombre moderno es a menudo arrogante, confuso y francamente más necesitado de lo que se piensa.


Traducción: Laura Orsi  (APA) Argentina



...